Cómo decorar con elementos y fibras naturales

Consejos de nuestros Arquitectos

Hola a todos. Para continuar con el especial del mes hablaremos hoy sobre cómo decorar nuestros espacios, por medio del uso de objetos y elementos que estén fabricados con fibras naturales.

Estas además de tener el potencial de aportar a la sostenibilidad de los proyectos, también contribuyen al bienestar y el confort de quienes habitan los espacios.

Su obtención, manejo y técnicas de trabajo cuentan con un bagaje de cientos de años. Mantener esa tradición permitirá la conservación de los saberes ancestrales y su transmisión a las siguientes generaciones.

A continuación los seis ejemplos que seleccionamos para hoy:

Sandibe Safari Lodge en Botswana, Africa. Diseño Nicholas Plewman Architects in conjunto con Michaelis Boyd Associates,

Este lujoso hotel de 24 habitaciones fue construido teniendo en cuenta la sostenibilidad y el medio ambiente como punto de partida. De esta manera, los arquitectos diseñaron y planearon su construcción para que se generara cero impacto en el área en donde se encuentra.

El pangolin, armadillo africano, fue la fuente de inspiración para la geometría del proyecto. Su caparazón y escamas se replican por medio del uso de madera de pino laminado curvado, visible desde interior y tejas de cedro canadiense que protegen el edificio desde el exterior.

El vidrio se encuentra presente solamente en ciertos puntos como la biblioteca y la tienda. En las demás áreas, se reemplazó por una tela permeable pero con alta resistencia a las inclemencias del tiempo y eficiencia térmica.

El resto de los materiales y la energía cumplen también con la exigencia de ser cien por ciento biodegradables, de fuentes responsables y energéticamente eficientes. El agua servida y las basuras, cumplen con un tratamiento biológico acreditado antes de ser devueltas al medio ambiente.

En la imagen, vemos uno de los salones del restaurante, en donde podemos apreciar el uso extenso de materias primas naturales como las telas, la madera y el ratán, además del trabajo artesanal de las comunidades de la región. De esta manera se genera un agradable ambiente, rico en texturas y matices en tonos tierra, que logran borrar la división entre el exterior y el interior.

Este ejemplo nos demuestra cómo usar estos materiales naturales, en un estado muy cercano al natural y de manera responsable, sin sacrificar el lujo y el confort y la calidez en el intento.

Imagen Interior Design

Las Torres Flotantes, esculturas tejidas colgantes por Cristián Mohaded:

Cristián es el diseñador argentino que ideó estas esculturas, valiéndose de los conocimientos de los artesanos de la provincia de Catamarca en el norte de Argentina.

Su misión era resaltar la técnica del tejido símbolo, que debe su nombre a la planta de dónde se obtiene la fibra. Con la idea en mente se dirigió a los artesanos locales, quienes aportaron con su experiencia y conocimientos para fabricar las piezas.

El resultado son tres torres compuestas cada una, por piezas de diferentes tamaños y formas que exhiben los diferentes tipos de tejidos de la región. La ligereza de su peso se contrapone a la firmeza de sus formas, mientras que la fibra aporta una riqueza sensorial y visual, gracias a sus patrones.

Este es un lindo ejemplo que nos demuestra cómo lograr nuevos resultados y llevar estos materiales a una otra dimensión mientras que en simultáneo se perpetúan los saberes ancestrales culturales de una región.

Imagen Contemporist

Lámparas de Crochet Malika de Marruecos, por Hamimi Design:

Estas lámparas además de ser lindas de por sí, tienen hermoso un trasfondo social que las hace aún más deseables. Cómo lo explican sus diseñadores, se trata de “estilo con sustancia”, ya que no sólo son se ven bien sino que hacen bien.

Las lámparas se tejen en una aldea de este país, por las manos expertas de un grupo de mujeres que se dedican de lleno a esta labor. Gracias a la buena acogida de estas lámparas en el exterior, ha permitido que cada vez más mujeres se unan mejorando sus ingresos y la calidad de vida de sus familias.

La fuente de inspiración son los objetos de uso cotidiano como los tagines de barro, los canastos y las vajillas. Cada lámpara se fábrica bajo pedido, lo que permite al cliente seleccionar entre varias opciones para lograr que se adapte a sus requerimientos particulares.

Actualmente ofrecen dos modelos, en 4 tamaños y 16 colores que pueden ir solos o combinados por parejas. El hilo de Kitan con el que se tejen, está compuesto por viscosa de aspecto sedoso y que se usa tradicionalmente para los kaftans.

Estas hermosas lámparas no sólo llenarán de vida y diseño tus espacios, sino que además contribuirán al desarrollo y empoderamiento de las mujeres que las fabrican y sus familias.

Imagen Hamimi

Buffete de Ratán por Corcovado Design, Nueva Zelanda:

Este Buffete fue diseñado por la firma, para complementar los espacios de cualquier hogar. Para fabricarlo se usa madera teca local y ratán para el frente de las puertas.

Su diseño que a primera vista puede parecer sencillo, es en realidad el resultado de un estudio complejo para lograr un objeto que resalte la belleza de los materiales y que al mismo tiempo cumpla con su función.

Los tonos naturales permiten que esta pieza armonice fácilmente con otros objetos y materiales, abriéndole paso dentro de muchos espacios. Ya sea en el comedor, la sala, habitación u oficina, este buffete será tu aliado para mantener el orden con estilo y diseño.

Imagen Corcovado Design

Poltrona y Vasijas por Domingos Tótora en Brasil:

Domingos Tótora es un diseñador brasileño, formado en Sao Paulo que reside en su ciudad natal de Maria da Fé. Desde allí se inspira para crear tanto objetos de uso cotidiano, como esculturas y obras de arte que se han hecho conocidas y llaman la atención por la técnica y materiales que usa para su creación.

Sus proyectos son 100% sostenibles. Todo empieza con el cartón, que se lava, desmancha y se mezcla después con aditivos aglutinantes de origen natural, para obtener una pulpa de celulosa maleable.

Esta materias prima es trabajada por los artesanos de la cooperativa Gente de Fibra, que fue fundada por el mismo diseñador para enaltecer y honrar las capacidades y el talento de la región. Las piezas se dejan secando al sol para ser luego finalizadas con gran detalle y destreza.

La belleza de sus piezas, hacen que el cartón que provino una vez de la madera, vuelva a su origen, cerrando un ciclo que está en perfecta armonía con la naturaleza y cuyo proceso la reverencia en todo momento.

Todas estas cualidades, le han valido al diseñador el ser exhibido en varios escenarios al rededor del planeta. Su técnica, proceso y diseños están cargados de un amor profundo por el planeta, respeto por el oficio, conocimiento del material además de innovación y dominio del diseño.

Este ejemplo es la prueba fehaciente de que diseño, innovación, sostenibilidad, responsabilidad social y buen gusto pueden estar perfectamente alineados y trabajar de la mano para beneficiar a todos los involucrados desde el inicio hasta el final de la cadena.

Imagen Domingos Tótora

Lámpara descolgada Gloria, por Oorjaa en Bangalore, India:

Esta lámpara está fabricada en fibra de hoja de plátano y concreto falso. El taller se encuentra en la India, en donde 35 artesanos y 3 diseñadores, trabajan produciendo a mano y con el corazón, cómo a ellos mismos les gusta decirlo.

La sostenibilidad ha estado siempre dentro de la misión de la empresa. Por eso, el edificio en donde todo toma forma, es una de las primeras construcciones verdes de la ciudad. El compromiso de la marca es ahorrar más energía que la que consumen.

Inicialmente empezaron trabajando con papel y con el tiempo, evolucionaron hacia otros materiales y técnicas, gracias también al conocimiento aportado por artesanos y otros profesionales que se fueron sumando al equipo.

La lámpara Gloria, es un claro ejemplo de todos los puntos anteriores. Al mirarla, se aprecia el nivel de detalle, amor y experiencia de las manos que la diseñaron y fabricaron. Adicionalmente, el contraste de los materiales, permite que ambos se destaquen y transmitan una riqueza táctil y un equilibrio entre lo cálido y lo frío.

Este es un lindo ejemplo que nos demuestra también como dos materiales tan opuestos se complementan perfectamente, usando técnicas artesanales y logrando un gran resultado con un producto que puede exhibirse en una gran variedad de espacios.

Imagen Oorjaa

Como vimos en todos los ejemplos, las fibras naturales tienen una alta capacidad de transformarse en diversos objetos que no sólo embellecen nuestros espacios, transmitiendo esa grata sensación del ser fabricados a mano, sino que además son materiales aliados para la conservación de nuestro planeta.

La posibilidad de lograr productos sostenibles y socialmente responsables, los hacen candidatos perfectos para la economía circular y nos permiten hacer una compra consciente sin dejar a un lado el buen gusto y la estética.

Esperamos que te hayan gustado y que te sirvan como inspiración para que involucres más objetos de este tipo en tus espacios. Nos vemos el próximo martes.

Con cariño,

El Equipo Sentido Interior Arquitectos

Cómo decorar con madera

Consejos de nuestros Arquitectos

Hola a todos, esperamos que este mes de septiembre esté pasando con muchas buenas energías y reactivación económica para todos. Esta semana hablaremos sobre la madera y cómo puedes involucrarla dentro de tus espacios de diferentes maneras. Te presentaremos los análisis de varios ejemplos para que te sirvan de guía y te inspires en ellos.

La madera es quizás el material más noble que existe. Desde los orígenes de la humanidad ha estado presente ya sea como herramienta, utensilio, elemento constructivo o embellecedor.

Gracias a su variedad de especies y presencia en todo el planeta, las diferentes culturas y civilizaciones se han apropiado de este material y lo han trabajado y moldeado según su idiosincrasia, llegando tan lejos como crear la identidad característica de un país que se identifica al rededor del globo. De esta manera Suiza, Alemania o Japón son conocidos por sus construcciones en este material y la destreza que han conseguido para manipularla.

Su aspecto cálido y sus ventajas acústicas y térmicas hacen que además de ser agradable estéticamente, aporte un beneficio adicional a los espacios en los que se encuentra. Por el lado de la sostenibilidad, también posee grandes beneficios. Cuando se trabaja de la manera correcta y se le aplican los mantenimientos adecuados, puede durar muchísimos años y para cuando llegue al final de su vida útil, se biodegrada y reintegra al medio ambiente.

Pasemos entonces a revisar los ejemplos que seleccionamos para m hoy:

La madera como un todo: Casas Wikkelhouse en Holanda y Chile:

Este ingenioso sistema constructivo tipo Lego, consta de segmentos de 1.20 metros de profundidad que pueden ensamblarse y desconectarse entre sí, para conformar espacios que pueden usarse como casa de recreo o huéspedes, oficina, taller o cualquier otro destino que se prefiera.

Para fabricarlas se usa un sesenta por ciento de madera, proveniente de fuentes responsables, lino para el aislamiento y cartón para aligerar el sistema. Esto las convierte en elementos sostenibles y responsables con el planeta. Los diseñadores están trabajando para que próximamente una Wikkelhouse sea 100% biodegradable.

La producción de los módulos y sus componentes se realiza en Amsterdam. Desde allí se trasladan a su ubicación final, en donde se hace el ensamble en un día aproximadamente. Recientemente iniciaron fabricación en Chile en donde se están usando maderas nativas y reemplazando el lino por lana de ovejas locales.

La flexibilidad del sistema y su rapidez en la instalación, permiten que los espacios evolucionen y se modifiquen de acuerdo a las necesidades de su dueño. De esta forma, se pueden añadir y remover módulos cuando se requiera sin comprometer la estabilidad de lo existente.

La belleza de la madera se aprecia tanto en el exterior como en el interior. A pesar que está presente en los muros, el cielo raso, el piso y los muebles, jamás se genera una sensación de monotonía; por el contrario, el espacio se percibe cálido y acogedor.

Este ejemplo explora el material en toda su extensión. En una Wikkelhouse no sólo actúa como estructura, sino que también como revestimiento y mobiliario. Es un sistema perfecto para aquellos que buscan una alternativa más ecológica y flexible.

Diseño e Imagen: Wikkelhouse

La madera como revestimiento: Casa Point Lonsdale en Australia, Diseño Edition Office:

Esta hermosa casa construida en el sureste de Australia posee un diseño linear, elegante y monolítico que se recubre en su mayoría, tanto en el interior como en el exterior con madera de origen local.

El comedor se encuentra ubicado en el corazón de este hogar. Por ello su disposición es amplia y abierta hacia los espacios adyacentes interiores y exteriores, facilitando la conexión y el libre flujo de aire que viene desde la costa.

La madera es la gran protagonista sin lugar a dudas. Recubre pisos, cielos y muros con un formato de listón que se instaló predominantemente en sentido vertical para reforzar la sensación de altura. Esto además ayuda a leer mejor, de manera inconsciente, las superficies y la geometría del espacio.

Para el mobiliario, la misma firma de arquitectos se encargó de diseñar la mesa de comedor usando la misma madera con la que se revistió la arquitectura. Para las sillas, se usó un modelo de formas limpias, también en madera pero con un tono oscuro que les permite destacarse sobre la madera natural.

Este lugar con una arquitectura limpia, se apoya en la madera para generar espacios agradables y acogedores. A pesar de que se usa en una proporción elevada, el resultado siempre es agradable a la vista y los sentidos, gracias a los diferentes matices y texturas que posee por ser un elemento natural.

Este ejemplo nos demuestra que la madera es un material con un alto grado de flexibilidad y puede usarse en pisos, muros, cielos y muebles logrando espacios cálidos y acogedores.

Imagen Ben Hosking para Design Boom

La madera como tradición: El Baño de las Luciérnagas, Japón: Diseño Takasaki Masaharu, Imagen por el diseñador

Este espacio construido en Ogawa-machi, tiene un significado profundo y una connotación cultural fuerte. El arquitecto tenía como premisa crear un lugar que llenara de orgullo a la comunidad y lograra convertirse en su tesoro.

Para ello abordó el proyecto con la idea de crear un espacio que se convirtiera en el “corazón” de todos. Rescató simbologías y tradiciones de su cultura y se valió del conocimiento ancestral de los maestros para la construcción de la carpintería.

Las maderas locales de ciprés y castaño se unieron por medio de ensambles, evitando el uso de puntillas o tornillos. Su belleza sé puede apreciar y sentir sumergido en el dukuri (bañera tradicional japonesa).

La pulcritud, disciplina y cuidado por el detalle son características distintivas de la cultura japonesa y se reflejan perfectamente es este espacio, tal y como su diseñador lo concibió desde el inicio. La madera, se convierte aquí en el lenguaje que comunica el pasado con el presente de una manera tangible y delicada.

Este proyecto nos demuestra el bagaje que tiene este material dentro de la cultura japonesa y nos permite entender su importancia dentro de la arquitectura. La tranquilidad, serenidad y calidez que se logra nos invitan a vivirlo así sea mediante una imagen mientras que podemos visitarlo personalmente.

Imagen Takasaki Masaharu

La madera como contenedor: Cajas de Almacenamiento, Noruega: Diseño Kristina Dam Studio:

Este mueble tipo biblioteca está diseñado para crecer de acuerdo a los requerimientos del usuario. Se parte con una caja base que es la que siempre irá apoyada en el piso y posteriormente se van agregando los módulos superiores usando unas piezas conectoras.

La madera de roble macizo y nogal conservan su aspecto natural, lo que permiten que las piezas se perciban más robustas y duraderas. El diseño limpio y minimalista, muy acorde con la región en donde se fabrican, permiten que sea la madera la que se destaque por completo.

El acierto del diseño en cuanto a forma y materialidad, hacen que este mueble pueda incorporarse fácilmente a cualquier espacio.

Imagen Stori

La madera como evento: Bandeja Slide, Lituania: Diseño Arunas Paul para Viruna:

Este mueble nos demuestra que un diseño bien pensado y planeado permite lograr buenos resultados con pocos elementos. Con él podrás involucrar la madera en tus espacios de una manera fácil y flexible.

Para este diseñador lituano el dicho “el primer bocado entra por los ojos” significaba que los alimentos además de ser deliciosos, deberían presentarse adecuadamente a la mesa.

Por ello creó esta colección de bandejas en madera de roble macizo con terminación aceitada y lacada para que sirvieran como fondo perfecto para resaltar la comida. El diseño sencillo pero sofisticado y moderno, se ambienta muy bien con casi todos los estilos de diseño.

Ya sea que estés sirviendo el desayuno o celebrando algún evento, estas bandejas serán tus aliadas para vestir la mesa y destacar tus preparaciones.

Estos objetos a pesar de ser pequeños, tienen todo en potencial para permitir lucir las propiedades y ventajas de la madera. Es un ejemplo perfecto para incitarse en el mundo de este hermoso material.

Imagen Viruna

La madera como arte: La Muñeca Val Gardena, Italia: Diseño Judith Sotriffer:

La región de Val Gardena fue durante muchos años, ampliamente conocida por su trabajo de objetos en madera en especial el de una muñeca que se conoció como la muñeca Val Gardena.

Judith es una artista local, que fue criada en un hogar liderado por el arte y el trabajo de la madera. Su padre fue un reconocido escultor, pintor y dibujante y su madre posee hasta el día de hoy una tienda de juguetes.

Todo este bagaje le permitió adquirir desde muy joven los conocimientos y destrezas necesarios para dominar el arte de trabajar, esculpir y tallar la madera y en los últimos años, rescatar la famosa muñeca, dándole un giro y aporte personal.

Gracias a su pasión y a su aproximación a cada objeto, Judith ha logrado ganarse el respeto y la admiración de muchos, además de posicionar su trabajo como piezas de colección que muchos quieren exhibir en sus espacios.

Este es un lindo ejemplo que nos demuestra cómo la madera se transforma para convertirse en juguete y además, en símbolo de tradición e identificación cultural, digno de volverse objeto de colección.

Imagen Stayinart

Estos seis ejemplos tan diferentes y diversos entre sí, nos demuestran el amplio espectro en el que se puede utilizar la madera. Su nobleza, calidez y flexibilidad permiten que se adapte a diferentes ambientes, estilos, usos, regiones, culturas y presupuestos.

Interior o exterior, mesa, mueble, plato, revestimiento o juguete, la madera tiene todas las cualidades para ser parte de cualquier proyecto.

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad y veas las diferentes opciones para que puedas incorporar este material a tu vida. Recuerda asegurarte siempre que sea de fuentes responsables y certificadas y de preferencia que sea de origen local. Nos vemos el próximo martes.

Con cariño,

El Equipo Sentido Interior Arquitectos

Cómo decorar con vidrio

Consejos de nuestros Arquitectos

Hola a todos. Bienvenidos a este mes de septiembre que llega cargado de nuevas ideas y conceptos para ayudarte a renovar y mejorar tus espacios. Hablaremos sobre cómo decorar con distintos materiales, sacándoles el mejor provecho de acuerdo a su naturaleza, forma y disposición.

Empezaremos esta semana con el vidrio, material que ha estado presente en nuestro planeta desde hace muchos siglos y que a lo largo del tiempo, fue evolucionando y tecnificando su producción para hacerlo más asequible.

Aunque en nuestra vida diaria lo vemos con mayor frecuencia en puertas, ventanas, menaje de comedor y cocina y como superficie de uno que otro mueble, su uso es mucho más variado y puede también, tomar formas diversas y de aspecto orgánico.

A continuación te presentamos los siguientes ejemplos que seleccionamos por aplicar este material de formas novedosas que desafían lo común y lo exponen como elemento principal y protagonista del diseño.

La Casa de Vidrio en Paris, Francia. Diseño Pierre Chareau y Bernard Bijvoet:

Esta casa construida en 1928 en París, es un icono de la arquitectura mundial, por su acertado diseño y la ingeniosa implementación del vidrio en el proyecto.

La pareja de esposos Dalsace compró un edificio antiguo esperando demolerlo para construir su hogar y consultorio. El proyecto cambió de rumbo cuando una de las inquilinas se rehusó a abandonar en lugar. Ante esto, el arquitecto planteó el diseño de de manera ingeniosa, manteniendo el piso ocupado por la señora y creando tres nuevas plantas.

La estructura se muestra franca y honesta a la vista y el diseño interior es rico en movimiento, alturas y mobiliario diseñado especialmente para el lugar.

En cuanto a la fachada, es el vidrio el elemento más característico y novedoso del diseño. Chareau lo usa de manera diferente al desligarse casi por completo de la transparencia total y plantear un recubrimiento en bloques de vidrio translúcido que permiten el paso de la luz filtrada hacia el interior, a la vez que proporcionan privacidad y cobijo desde el exterior.

En la imagen, podemos apreciar el salón principal de la vivienda que nos transmite una calidez espacial claramente legible. A pesar de ser un espacio con doble altura y del uso de materiales con connotación fría, como el vidrio y el hierro, se logra un ambiente completamente acogedor.

Este ejemplo nos demuestra una manera ingeniosa de usar el material, que deja de ser simplemente una ventana para convertirse en la piel del edificio. A pesar de que ya han pasado varias décadas desde su construcción, su originalidad sigue estando vigente.

Imagen por Catview por medio de Hidden Architecture

Instalación Bucea en Atlantis dentro del Hotel Atlantis en Hainan, China. Diseño Lasvit:

Esta instalación se encuentra en el lobby de este hotel desde donde recibe y maravilla a los visitantes. Su diseño y fabricación estuvo a cargo de Lasvit, una empresa Checa fundada en el 2007 que se ha convertido en un referente mundial para el trabajo del vidrio.

El concepto busca crear una atmósfera perfecta, en donde quién contemple la obra, sienta que está sumergido en las profundidades del océano, sin siquiera tocar el agua. Para lograrlo, los diseñadores estudiaron cuidadosamente los movimientos y comportamientos de los bancos de peces para replicarlo en la instalación.

El vidrio se trabajó de múltiples maneras y terminaciones. Los peces presentan varios colores y texturas para aumentar el efecto. El arrecife de coral en la base exhibe clases completamente diferentes de vidrio lo que emula con mayor precisión uno de verdad. Todas las piezas fueron ejecutadas a mano.

Esta obra es además interactiva, permitiendo que los peces bailen de arriba a abajo en tres diferentes coreografías, cada una con su propia música y juego de luces. Su manejo y control se realizan por medio de una aplicación en un dispositivo móvil.

Ese ejemplo nos muestra que tan lejos se puede llegar con este material, aprovechando los conocimientos ancestrales y combinándolos con el diseño y la tecnología actuales.

Imagen Lasvit

Recipientes Crescent Vessel. Diseño SKLO:

Esos hermosos recipientes están fabricados con cristal soplado a mano en la República Checa. La tradición milenaria en el trabajo del vidrio de esta región es tangible con tan solo mirar estos objetos. Su delicadeza, belleza y distinción nos dejan entrever que fueron fabricadas por manos expertas que conocen y dominan el material a la perfección.

Su diseño minimalista consta de dos piezas de diferentes diámetros, alturas y colores, que se unen justo en la parte en donde las curvas se encuentran. Cada una de ellas puede apoyarse en cualquiera de sus dos extremos lo que le da cierto dinamismo a la pieza, ya que quien la use puede jugar con las dos posibles posiciones.

Estos objetos pueden darle vida a cualquier espacio. Ya sean juntos o por separado, tienen el potencial para transmitir toda la las propiedades que tiene este material de una manera sutil y poética.

Imagen SKLO

Cucharas de Vidrio. Diseño Max Frommeld:

Estos originales cubiertos fueron diseñados por el alemán Max Frommel quien los fabrica en su estudio de Londres. Sus formas orgánicas suaves y delicadas, sumadas al aspecto etéreo que les confiere el vidrio, hacen de estas piezas elementos únicos que la pena tener.

Están fabricadas mediante la técnica de soplado a mano y su composición de vidrio borosilicatado es más resistente que el vidrio común, por lo que puedes perder el miedo a que se quiebren con facilidad. Están disponibles en cuatro presentaciones de colores lila, ámbar, oliva, lila y transparente y oliva y transparente.

Estos objetos por pequeños que sean, tienen todo el potencial para resaltar y destacar en una mesa. Con su finura y los detalles que presentan, resultado del trabajo a mano, logran enamorar a cualquiera.

Imagen General Store

Bolsas de Vidrio. Diseño Anne Donzé y Vincent Chagnon:

Vincent diseñador canadiense experto en el manejo y propiedades del vidrio unió fuerzas con la francesa Anne, quien además de manejar con destreza el material también diseña joyería. Juntos lanzaron colección Engánchate a la Vida, en la que nos presentan una serie de bolsas de vidrio que emulan a la perfección las formas y siluetas de las que se usan comúnmente de plástico.

Para ellos el empaque, que etimológicamente significa poner en bolsas, unido a la que ellos consideran la principal función del vidrio como contenedor, es el concepto principal a partir del cuál nace la exposición. La bolsa como medio de transporte de la imaginación y el pensamiento.

Engánchate a la Vida, es el nombre que recibe una de las piezas que viene acompañada de un anzuelo de pesca y sirve como pecera colgante. Bolsas del Pez como se llaman las demás, también imitan la forma de una bolsa plástica y pueden ser usadas como peceras, recipientes para mesas o macetas.

Esos contenedores además de originales, tienen un concepto profundo detrás de su fabricación. No sólo destacan por su creatividad sino que su apariencia refleja con gran acierto la maestría y destreza de sus creadores que llevaron el material más allá de los límites logrando un resultado que desafía lo común. Sin duda, son piezas especiales capaces de atraer las miradas en un espacio.

Imagen Francois Golfier

Mesa de Comedor de la colección Gravedad Invertida. Diseño Mathieu Lehanneur:

La colección Gravedad Invertida desafía por completo la percepción que tenemos del uso del vidrio y sus propiedades estructurales. La mesa de comedor es quizás la pieza más representativa del conjunto gracias a sus dimensiones y diseño, que permiten que su base compuesta por cilindros con apariencia de burbujas enaltezcan el material con sutileza y elegancia.

La cubierta sencilla de forma pero imponente por su materialidad de mármol u ónix, es el contrapeso visual y conceptual perfecto para acompañar el vidrio.

La creatividad y habilidad de este diseñador francés nos enseñan que la combinación del dominio del material en conjunto con la tecnología, nos permiten trascender y desafiar lo común sin sacrificar la estética y lograr un resultado asombroso para un elemento de uso cotidiano.

Imagen Mathieu Lehanneur

Como puedes apreciar en los seis ejemplos que te presentamos hoy, el vidrio es un material que no tiene porque ser confinado al uso ortogonal y rígido al que estamos acostumbrados. La clave para pasar de lo obvio y usual es entender su fabricación y cualidades. A partir de allí, la destreza e ingenio del diseñador serán los encargados de lograr resultados inusuales y extraordinarios.

Esperamos que te hayan permitido apreciar el material de otra manera y te sirvan de inspiración para renovar y complementar tus espacios. Nos vemos el próximo martes.

Con cariño,

El Equipo Sentido Interior Arquitectos

Cómo decorar un espacio: estilo Colonial

Consejos de nuestros Arquitectos

Hola a todos. Para terminar el especial de agosto sobre estilos de diseño, hablaremos hoy del colonial. Cuando hablamos de él, nos referimos a la arquitectura y el diseño que se generaron como resultado de la influencia española a partir del descubrimiento de América en el año de 1492. Su influencia se extendió desde parte del sur y el norte de Estados Unidos, América, hasta gran parte de Suramérica y algunas islas del caribe y de las Indias Orientales.

Las características más importantes de este estilo son las cubiertas a dos aguas con tejas de arcilla roja, muros gruesos en su mayoría en adobe para mantener la temperatura y frescura interior y terminados en estuco, formas como arcos y otras con geometría clara y definida, cielos rasos con de vigas de madera expuestas y el uso de materiales de origen local.

También es muy común encontrar detalles y variaciones del estilo según la región en la que nos encontremos. A medida que los habitantes se iban adaptando al estilo, le iban imprimiendo parte de su idiosincrasia, conocimientos y particularidades.

Según cada país también existen variaciones en la proporción y profundidad en la que éste se difundió y adentró. Algunos como México y perú cuentan con gran cantidad de edificios, casas, plazas e iglesias que hacen parte de su patrimonio histórico de interés mundial. Otros como el sur de Estados Unidos, más específicamente los estados de California y Texas, son reconocidos por sus amplias y hermosas villas que exhiben las particularidades del estilo con el máximo esplendor y belleza posibles.

A continuación te presentamos el análisis de seis espacios especialmente seleccionados por reunir y resolver con gran acierto el diseño y la intervención de este estilo:

Habitación en Cartagena, Colombia:

Esta habitación se encuentra dentro del hotel Casa San Agustín localizado en el sector histórico de Cartagena. El proyecto consiste en una intervención de 3 casas de valor patrimonial que fueron unidas para alojar 20 habitaciones y 11 suites en un concepto de hotel boutique.

El proyecto tuvo como premisa principal conservar la integridad del patrimonio cultural y el estilo colonial colombiano. Con esta directriz, se restauraron frescos en una parte del inmueble y los techos de vigas de madera con siglos de antigüedad, como se aprecia en la imagen.

La doble altura, le da un dramatismo especial al lugar y permite que las ventanas se luzcan altas y esbeltas, a la vez que enmarcan la vista del jardín. Las especies que exhiben allí dan cuenta del trópico y su exuberancia, mientras que el verde de su follaje resalta sobre los tonos neutros de la habitación.

El mobiliario y la alfombra de dimensiones generosas le da proporción al espacio. El diseño de la cama de postes y canopy posee una elegancia que contrasta sutilmente con la arquitectura interior y el resto de los muebles. Las mesas de noche con un estilo colonial rococó nos demuestran las habilidades artesanales locales.

La iluminación juega un papel muy importante para complementar y resaltar el espacio. Los nichos de luz indirecta le dan vida al muro y las lámparas sobre las mesas de noche generan una cálida luz que invita al descanso y la desconexión.

Los materiales seleccionados están en alineados con el estilo. Piedras naturales para el piso, estuco en las paredes y maderas de origen local forman un conjunto armonioso.

Este ejemplo nos presenta el estilo colonial del caribe colombiano y se destaca por el lujo y la sofisticación del diseño, los materiales, el mobiliario y la iluminación.

Imagen David Crookes para Conde Nast Traveller

Baño en Malibú, Estados Unidos:

Este baño está ubicado dentro de una antigua propiedad de estilo español en Malibú, que se remodeló para albergar a una joven familia. La ubicación de este espacio dentro de la casa, no permite apreciar los techos de maderas originales como si ocurre con las demás estancias.

Para compensarlo, los diseñadores se decidieron por una apuesta que permitiera experimentar parte de la esencia del estilo colonial pero que también demostrara la modernidad de los tiempos actuales. Lo primero se logra con la rusticidad del mueble que con su madera de pintura avejentada y su cerramiento en tela de lona nos llevan virtualmente a un hogar campesino. Lo segundo se da gracias al diseño de los lavamanos, el sanitario y la grifería.

La arquitectura es en extremo limpia y es tan solo la ventana la que nos revela el estilo de la casa. La paleta de colores se mantiene completamente neutra sin ningún tipo de contraste.

La iluminación se manejó sobriamente. Destaca la lámpara del fondo con su diseño antiguo, mientras que la encargada de cubrir en lavamanos pasa casi desapercibida para no restar protagonismo a la muebles.

La tela es protagonista dentro de la composición y juega un papel importante al cubrir muros, muebles y sillas lo que genera un balance con las superficies duras de los muros, la ventana, el piso y la porcelana.

Este es un buen ejemplo para aquellos que quisieran empezar con este estilo o aquellos que no cuentan con muchos metros cuadrados para experimentar con el. Nos demuestra que con pocos elementos seleccionados cuidadosamente se logran grandes resultados.

Diseño Gianetti Home, Imagen Luisa Romerein

Cocina en California, Estados Unidos:

El área que ocupa esta cocina refleja la magnitud del inmueble en el que se encuentra. Se trata de una inmensa propiedad de 1.860 m2 y estilo español con once habitaciones y nueve baños y medio, ubicada en Bel Air.

Esta cocina es el sueño de cualquiera, pues tienes todo disponible y a la mano sin salir del lugar. Amplios mesones, abundancia de espacio de almacenaje, doble poceta lavaplatos, estufa industrial y suficiente área para circular, hacen de este espacio un lugar difícil de igualar.

El estilo colonial se refleja principalmente por el envigado de los techos, que se pintaron de blanco para aligerar su efecto y lograr una sensación de mayor altura y en la ventanería que con sus módulos de cristal y hierro, nos recuerdan a las grandes haciendas españolas.

El piso, al igual que el cielo, se definió de un color arena claro para reforzar el efecto lumínico al reflejar con mayor eficiencia la luz que cae sobre el. Además también permite que la madera que recubre los muros sea la gran protagonista.

La isla y la mesa del comedor, se propusieron en tonos y materiales diferentes al resto para lograr que se destaquen delicadamente sin acaparar el protagonismo. La primera cuenta con un recubrimiento metálico en bronce semi-brillante que refleja suavemente lo que ocurre al rededor. La segunda por el contrario se compone de materiales naturales, nobles y opacos como la madera y la piedra, trabajados de una manera más artesanal que transmiten un toque de imperfección que le viene muy bien a la composición.

La iluminación se maneja por medio de luces indirectas y directas empotradas en el cielo raso y la lámpara decorativa descolgada sobre la isla. Durante el día, gran parte del trabajo lo hacen las ventanas y la claraboya que permiten el ingreso de la luz natural hacia el interior.

Este ejemplo es perfecto para los amantes de la cocina y para aquellos que desean un estilo colonial sutil que permita que el espacio se lea cálido, con carácter y moderno a la vez.

Diseño OZ Architects y JCR Group, Imagen Luisa Romerein y Jim Bartsch por medio de One Kind Design

Comedor en Los Ángeles, California:

Este espacio hace parte de una hacienda de 1920 en el sector de Pacific Palisades en Los Ángeles, California, que fue remodelada por completo para alojar a una nueva familia que buscaba actualizarla sin perder su estilo colonial.

La arquitectura se mantuvo muy sobria y limpia con muros y cielos en color blanco, sobre los cuales se armó el conjunto. El piso en madera natural de tono suave confiere el toque de calidez y en conjunto con la alfombra, se encargan de generar los marcos sobre los cuales se ubica el mobiliario.

La mesa del comedor con un diseño sobrio y muy acorde con el estilo, está fabricada en madera teñida de un color chocolate. La forma de su cubierta ovalada tiene la geometría perfecta para generar la congregación de los comensales a su alrededor. Las sillas por su parte, son el puente que nos trae a la modernidad con su estructura metálica y su trabajo de cuero tejido en el espaldar, el cual además, genera un balance visual con su tono café rojizo que se destaca del color de la mesa y la alfombra.

El mueble alacena con su aspecto desgastado nos recuerda la historia del lugar. Sus tonos son los mismos presentes en el comedor, lo que genera un equilibrio visual inconsciente a primera vista. Las cortinas se mantienen dentro de la paleta escogida y con la textura de su tela, se encargan de resaltar la ventana, por medio de la cual se obtiene no solo la luz natural sino la conexión directa con el paisaje exterior.

La objetos decorativos fueron seleccionados para complementar al mobiliario. Jarrones de arcilla, cuadros de marcos brocados, hortensias y frutas frescas y un candelabro de tipo vela, recrean un ambiente frugal muy típico del estilo.

Este es un buen ejemplo que nos demuestra cómo la selección, combinación y ubicación del mobiliario pueden recrear un estilo colonial, sin necesidad de irse a los extremos y sin que la arquitectura sea literal.

Diseño Martin Construction y Amber Interiors, Imagen One Kind Design

Sala en San Francisco, California:

Este lugar pertenece a una casa de estilo colonial español de 1930 que la misma diseñadora adquirió para adecuarla como su propia residencia. Su concepto de diseño se enfocó en resaltar los detalles arquitectónicos, para ayudar a preservar la integridad del inmueble.

El área que ocupa la sala es amplia y generosa. A primera vista sobresale su techo que exhibe las vigas y el artesonado de madera original. Luego podemos notar la imponente chimenea color gris que marca el centro del espacio. El resto de la arquitectura se mantiene muy neutra para cumplir con los deseos de la diseñadora de resaltar los elementos más característicos.

Las ventanas y las cortinas, también en tonos neutros, hacen que el paisaje se convierta en auténticas obras de arte que nos conectan con el exterior. El gran cuadro detrás del sofá se trata del mapa de París pintado a mano y fue encontrado por la diseñadora en un mercado de pulgas durante uno de sus viajes a esta ciudad. Los demás elementos y objetos decorativos consisten en reliquias obtenidas a lo largo de los años y a piezas rescatadas de un monasterio español.

A pesar de lo imponente de más arquitectura, es el mobiliario el que da vida al lugar y nos transmite la idea de un hogar de familia. El diseño se mantiene dentro de volúmenes de líneas rectas, salvo el caso de las poltronas orejonas. La disposición y variedad nos dejan entrever que varias reuniones tienen lugar allí y que por lo mismo se generan micro ambientes. Los materiales seleccionados son ricos en texturas y acabados y sus colores se mantienen dentro de la gama neutra cálida que beneficia al conjunto.

Este es un magnífico ejemplo para aquellos con un estilo más ecléctico y con una leve tendencia hacia el minimalismo. Ejemplifica a la perfección cómo se pueden combinar formas, objetos y texturas de diferentes épocas y estilos, logrando además un equilibrio con una arquitectura llena de historia y tradición.

Diseño María Haidamus, Imagen la misma diseñadora por medio de One Kind Design

Estudio en Hollywood Hills, California:

Este proyecto se ubicaba geográficamente fuera de la zona de cobertura típica del diseñador y el presupuesto asignado estaba muy por debajo de los que normalmente maneja para sus proyectos. Sin embargo, la amistad con el dueño de esta hacienda de estilo colonial español de 1920, lo motivó a enfrentar el reto con energía y emoción.

El resultado general del proyecto, fue una atmósfera moderna y muy aterrizada, con una paleta neutra con el color blanco como base y con mezclas de texturas y piezas de colección para el mobiliario. Una mirada a este estudio permite entender claramente lo anterior.

Tanto el diseñador como el dueño, coinciden en afirmar que este es el espacio más acogedor e íntimo de la casa. Es aquí en donde se exhiben la colección de fotos y recuerdos familiares, como la escultura de la jirafa en bronce ubicada en la esquina del fondo, que fue fabricada por una de las abuelas.

El mobiliario se compone principalmente por el sofá de cuero de Borge Mogensen y el escritorio de madera de teca de Jens Quistgaard. Ambas piezas son originales y traen a este lugar el célebre diseño modernista que caracterizó al estilo escandinavo de los años sesenta y setenta.

La alfombra con su textura lanuda es también muy característica de los años setenta y dota de calidez al lugar. Su patrón a pesar de ser muy sencillo da vida al espacio y permite destacar el color madera de los muebles y el verde oliva de la carpintería, que conserva la geometría y formas propias del estilo colonial.

Este ejemplo nos demuestra como un espacio puede conservar las características del estilo colonial de manera sutil y combinarse con el estilo escandinavo por medio del uso de piezas icónicas.

Diseño Daniel Romualdez, Imagen Yen Rin Mok para AD

Los seis ejemplos que revisamos el día de hoy, nos enseñan la atemporalidad de este estilo, que funciona tanto para grandes espacios cargados de lujo y sofisticación, como para aquellos de menor envergadura pero que también conservan parte de su historia y calidez.

Esperamos que te inspiren y te hagan soñar con implementarlos en tus espacios. Nos vemos el próximo martes.

Con cariño,

El Equipo Sentido Interior Arquitectos

Cómo decorar un espacio: estilo Maximalista

Consejos de nuestros Arquitectos

Hola a todos. Continuamos el especial de este mes hablando hoy sobre el estilo Maximalista. Éste es bastante controversial y debatido, con muchos adeptos y detractores por igual. Esto se debe a las características particulares que hacen que sea sumamente expresivo, llamativo, enérgico y en la mayoría de ocasiones bastante personalizado a gusto del morador.

Dentro de este estilo tienen cabida varias diseños de diferentes tendencias y corrientes a lo largo de la historia. Es así que imágenes que van desde el estilo victoriano, pasando por el barroco, rococó y hasta aquellos de la década de los ochenta pueden entrar dentro de esta categoría.

Haciendo un rápido análisis de éstas, podemos identificar fácilmente aspectos como la aplicación ilimitada del color, mezclas de patrones en telas, combinaciones de texturas, trabajos en pisos, cielos y muros, muebles y objetos decorativos de aspecto grandioso, con formas extremas de animales o de la naturaleza. Es por estas razones que este estilo es lo bastante flexible para acomodarse a diferentes épocas, gustos, personalidades, culturas y edades.

Es importante contar con algo de experiencia, conocimiento espacial y entendimiento del mobiliario, para lograr un espacio armónico y agradable en donde todos los elementos que lo componen dialoguen entre sí.

Para inspirarte y guiarte en este estilo, hemos seleccionado los siguientes seis espacios maximalistas de diferentes diseñadores y lugares del mundo para analizarlos detalladamente.

Habitación en Manhattan:

Este espacio de proporciones generosas pertenece a la vivienda del propio diseñador en Nueva York, quien manteniéndose fiel a su estilo, mezcló piezas vintage, nuevas y de su propia autoría logrando un muy buen resultado.

La arquitectura actúa como envolvente y contenedor de este mobiliario llamativo y se pintó toda de blanco para resaltar esta característica. Sus componentes más importantes como las molduras, en cielo raso y las chimenea nos recuerdan el estilo clásico original del edificio.

La cama es el mueble más imponente y por ello el que atrae la atención a primera vista. Su forma es de una geometría estricta que se suaviza con las curvas del colchón, las almohadas y el respaldo blanco capitaneado. Su revestimiento espejado se mimetiza además con algunas de las texturas y objetos adyacentes.

Las mesas de noche en madera, parecen flotar gracias al diseño de sus bases ligeras y en acabado de acero. Sobre ellas, encontramos las lámparas con forma de capullo y en color blanco lechoso que le dan el toque femenino al espacio.

Frente a la cama encontramos la poltrona y su apoya pies, ambos en tapizado azul. Junto a ellos, vemos una mesa auxiliar en un color dorado brillante que le ayuda a sobresalir. A la izquierda, aparece una mesa de forma irregular y base aligerada que al igual que las de las mesas de noche, le otorgan un efecto de estar levitando sobre el piso.

La alfombra en color crudo, con un patrón rico en textura, es el lienzo perfecto sobre el que se destaca gran parte del mobiliario. Las cortinas poseen una altura imponente y su color azul destaca el amplio ventanal y enmarca la cama. La lámpara sobre esta, escala el espacio y remata la visual superior.

Los cuadros fueron inteligentemente ubicados buscando el balance y equilibrio para la composición. Por último, fijémonos en los objetos que dan el toque de diversión al lugar como el revestimiento interior de la chimenea, la pequeña butaca verde sobre la que se ubicó un busto y los dos cuadros en el espaldar de la cama que simulan unos ojos que devuelven la mirada.

Este espacio es buen ejemplo que nos demuestra cómo un edificio antiguo es capaz de alojar este estilo. Adicionalmente nos enseña que un espacio maximalista puede manejar una paleta de color muy sobria con sólo unos detalles focales de color.

Diseño Jonathan Adler, Imagen Douglas Friedman para Elle UK

Baño en California, Estados Unidos:

Este baño se encuentra dentro de una vivienda de 1930, ubicada en Bel Air, que se remodeló para albergar a una nueva familia.

Lo primero que podemos observar al ver la imagen es la elegancia y sofisticación del espacio. Eso se logra gracias a la paleta de colores, que se mantuvo muy sobria usando el blanco y el negro con toques de bronce y a los materiales y su disposición ordenada dentro del conjunto.

Para los muros se utilizó un patrón a rayas que se van adelgazando a medida que se acercan al cielo raso. El efecto visual de amplitud que se logra, se magnifica a su vez con la aplicación del espejo anticado entre las franjas de mármol negro.

Para el piso se eligió una trama ajedrezada con mármoles blanco y negro, esta vez veteado, para diferenciarlo del usado en los muros. La intervención del cielo raso se mantuvo mínima, dejándolo en un tono blanco absoluto. El candelabro con formas orgánicas se destaca sutilmente gracias a sus cristales texturizados.

El mobiliario se manejó en las cantidades justas para no competir con los revestimientos. El lavamanos de formas angulares y terminación en bronce hace juego con el espejo francés de 1920 fabricado en el mismo material. El busto y el mueble a la izquierda, generan una conversación entre lo clásico y lo contemporáneo. La carpintería y los ganchos percheros se acoplan perfectamente con los muros.

Este ejemplo es muy adecuado para exponer la elegancia y sofisticación del estilo y que no se requieren grandes cantidades de mobiliario para llevarlo a cabo con éxito.

Diseño Kelly Wearstler, Imagen Roger Davies para AD

Cocina en la instalación HOUSE OF DOTS de LEGO en Londres, Inglaterra:

A pesar de no ser una cocina funcional dentro de un hogar, seleccionamos este proyecto, porque reúne los preceptos del estilo y además explora la creatividad al máximo haciéndola un digno exponente del maximalismo.

Para el lanzamiento de sus nuevos bloques 2D, la compañía LEGO comisionó a la diseñadora inglesa Camille Walala para que ideara los cinco espacios más representativos de un hogar usando este material.

El concepto general de la Casa de los Puntos, cómo se le llamó a este experimento, fue crear un espacio divertido en donde grandes y chicos pudieran revisar y expresar su creatividad de una manera espontánea, producir algo hermoso y al mismo tiempo demostrar su personalidad.

La cocina refleja todo lo anterior. Su imagen desenfadada es lo que más se destaca y atrae. La seriedad de la geometría se alegra con el juego y mezcla de colores que desafían completamente a lo convencional.

La arquitectura del espacio se mantiene en colores sólidos. El piso en un azul intenso recibe al zócalo amarillo sobre el que se instalan los muebles que son los que poseen el juego de figuras y colores. El lila del cielo raso, desciende medio muro hasta encontrarse con la cuadrícula en blanco y negro conformada por un revestimiento de los nuevos bloques 2D de LEGO.

Este ejercicio es un claro ejemplo de lo divertido que puede llegar a ser este estilo. No hay límites en cuanto al uso del color, las formas y los materiales así como tampoco con la edad. Este estilo recibe a todos por igual.

Diseño Camille Walala, Imagen Design Milk

Comedor en Sao Paulo, Brazil:

Este comedor fue diseñado por Diego para su apartamento en Sao Paulo, ubicado en plena avenida Paulista. Cómo él mismo lo explica, refleja por completo su personalidad abierta, con gusto por las mezclas, libre de prejuicios, con deseos de romper paradigmas y salir siempre de la zona de confort.

Analizando el resultado, podemos comprobar lo anterior. Las paredes pintadas en gris oscuro empiezan por demarcar el territorio de una manera radical. El espejo que reviste el muro del fondo, se cubre en gran parte por los tres cuadros, todos de estilo diferente pero que tienen en común la presencia humana y que en el caso del central, con su mirada desafiante, pareciera vigilar cada movimiento del lugar.

La mesa comedor se formas orgánicas, está pintada en un color azul que la mimetiza con el fondo. Las sillas frente ésta, por el contrario se destacan fuertemente gracias al tono rojo profundo. Las dos del fondo en color verde, pasan un poco desapercibidas a simple vista.

La luz que ingresa por la ventana es lo suficientemente poderosa para contrarrestar el tono de las paredes. El resto de la iluminación se maneja por medio de la lámpara central, de fuerte reminiscencia arácnida, y de dos corridas de rieles con reflectores para destacar las obras de arte.

Los objetos decorativos ubicados a ambos costados se componen de libros, juguetes y esculturas que el diseñador ha ido coleccionando a lo largo de los años. El resto de la arquitectura se presenta en un diseño y tonos limpios y convencionales. Un piso recubierto en listones de madera, el cielo raso liso y en un tono blanco y puertas en cristal con accesorios en acero.

Este ejemplo nos demuestra cómo este estilo es ideal para permitir que personalidad del dueño del lugar se refleje libremente, adaptándose también a un edificio modernista en un país tan cosmopolita como Brasil.

Diseño Diogo de Oliveira, Imagen Viviana Terra para Casa de Valentina

Estudio en Manhattan, NY:

Este colorido espacio pertenece al hogar del presidente de Estee Lauder Jhon Demsey, quien es conocido por su afinado gusto y estilo particular, el cual se refleja perfectamente en este estudio biblioteca.

El aspecto cálido tiene todas las cualidades para acoger amablemente tanto a su dueño como a sus invitados. La paleta de color se mantiene principalmente en composición análoga, con preferencia por los tonos primarios y algunos toques de colores secundarios a manera de acentos.

El rojo al ser el color predominante, le otorga una energía relevante al lugar. Tanto muros como muebles se tiñen de el, logrando una unidad envolvente y la base sobre la que se hará la composición.

El color amarillo ocupa el segundo lugar de importancia y lo encontramos en el escritorio y silla tras de el. El diseño de ambos los hace ligeros a la vista gracias a las bases en acero inoxidable de aspecto estilizado y al respaldo en acrílico trasparente.

Frente a ellos, podemos encontrar una poltrona orejona tapizada con una tela aterciopelada de diseño a rayas y varios colores y la mesa de centro en forma de trébol con terminación dorado brillante. Las cortinas del fondo con una tela de patrón floreado con tonos rojizos y base amarilla, se acopla muy bien al conjunto.

La alfombra en tonos rojos y rosados con un patrón geométrico sencillo, recubre la totalidad del suelo y refuerza la sensación de calidez. El cielo se mantiene blanco y sus molduras rememoran la historia arquitectónica del inmueble.

Los objetos decorativos van desde los libros de colección, esculturas abstractas y con formas de animales, urnas y jarrones, cuadros y fotografías vintage hasta hortensias azules frescas.

Este ejemplo es audaz con el uso del color, los patrones, las formas, el arte y los objetos decorativos. Nos demuestra que no hay límites ni reglas estrictas y que con buen gusto se logran resultados increíbles.

Diseño John Demsey, Imagen AD

Sala en Madrid, España:

Esta sala de estar en un apartamento ubicado en el barrio Salamanca de Madrid, nos presenta un maximalismo sutil, delicado y muy femenino.

La arquitectura envolvente se mantiene fresca, limpia, en color blanco y conserva los aspectos clásicos históricos del diseño original. Cielos, muros, pisos y carpintería, se convierten en un contenedor neutro sobre el que se destacan el mobiliario y la decoración.

El sofá de estilismo vintage se moderniza con la tapicería en patrón pata de gallina en colores rosa suave y blanco. A su frente encontramos dos bancos artesanales tejidos en mimbre que resaltan por su color amarillo brillante.

Las alfombras se seleccionaron adecuadamente para cada espacio y centran la mirada en los puntos que se quieren destacar. La de la sala, con patrón de piel de cebra resalta en centro de este lograr de reunión, mientras que la del fondo en el comedor posee un aspecto más tranquilo.

Los objetos decorativos y de arte, se calcularon en la proporción ideal para mantener el equilibrio con el mobiliario y la arquitectura. Los espejos y la lámpara decorativa de pie en la sala son de un estilo minimalista y aportan un acento de brillo al lugar. El tigre por su parte nos trae de vuelta al estilo en cuestión. El cuadro, la lámpara y las esculturas de vidrio en el comedor, se destacan del mobiliario completamente blanco.

Este espacio con su maximalismo sutil es perfecto para aquellos que están en ese punto medio entre este estilo y el minimalismo, ya que mantiene un diálogo equilibrado entre ambos y permite la personalización delicada del espacio.

Diseño Miriam Alía, Imagen Montse Garriga para Nuevo Estilo

Los seis ejemplos que vimos hoy, nos permiten evidenciar la amplitud y flexibilidad del estilo. Independientemente de su ubicación, el maximalismo nos permite reflejarnos en el espacio sin importar la raza, cultura, credo ni edad.

La clave para lograr un buen resultado, radica en la habilidad para comprender el espacio y el mobiliario, de tal manera que la disposición y combinación entre ambos logre un balance y dialogo adecuados.

Esperamos que esta información te sea de ayuda en caso de que te decidas por incorporar este estilo en tu vida. Nos vemos el próximo martes.

Con cariño,

El Equipo Sentido Interior Arquitectos

Cómo decorar un espacio: estilo Escandinavo

Consejos de nuestros Arquitectos

Hola a todos. Para continuar con este mes de estilos de diseño, hoy analizaremos el escandinavo. Éste, suele confundirse con el minimalismo ya que comparten algunos preceptos como la funcionalidad y pureza de los espacios, sin embargo, son dos conceptos diferentes. A continuación te daremos las claves para que los puedas diferenciar.

El estilo escandinavo se caracteriza por su simplicidad, funcionalidad e inspiración en la naturaleza y el clima. Surge inicialmente en los países nórdicos de Noruega y Suecia, extendiéndose posteriormente hacia Dinamarca, Islandia y Finlandia.

La dureza del invierno en esta zona del planeta con un reducido número de horas de luz diarias, hace imprescindible optimizar este recurso al máximo. Es por ello que este estilo hace extenso uso del color blanco y los tonos neutros para lograr generar una atmósfera amplia, clara y fluida.

La disponibilidad local de la madera ha permitido que durante años se haya aplicado en el mobiliario y en los revestimientos de fachada de las edificaciones. Su connotación es tanto histórica como cultural, por lo que se resalta y destaca en todo momento.

Al rededor de la década de 1930, el diseño de mobiliario dio un giro buscando evolucionar las técnicas artesanales con las que se venía trabajando la madera. Con esto, se mantuvo el uso del material y se innovó modernizando la fabricación.

Más adelante entre la década de finales de los cuarenta y los cincuenta, se lleva a cabo la exposición de Milán en donde las propuestas de varios diseñadores daneses brillaron por sus planteamientos modernistas llenos de sobriedad y elegancia, lo que les valió el título de diseño escandinavo moderno. Unos años después en Estados Unidos y Canadá se realiza la gira Diseño en Escandinavia logrando gran acogida por parte del público.

Luego en los años sesentas y setentas se produce el boom de la fabricación del mobiliario escandinavo asequible para todos y se incursiona también con nuevos colores y materiales como el plástico.

Poco a poco el estilo fue perdiendo fuerza, logrando un leve repunte en los noventas para volver a estar en furor a partir del inicio del nuevo milenio. Esta vez introduciendo nuevos elementos como las texturas, los patrones y colores.

Gracias a todas estas cualidades y características, este estilo ha sido uno de los predilectos a nivel mundial. Su delicada sutileza lo hace fácilmente adaptable e incorporable a cualquier rincón del mundo, como lo podrás comprobar con los seis ejemplos que revisaremos hoy.

Habitación en Gotemburgo, Suecia:

Este espacio posee una paleta completamente neutra en blanco, negro y café que crea una atmósfera limpia y tranquila, perfecta para el descanso.

La atención inicial se centra en la cama, en la que predomina el blanco tanto en el espaldar como en las sábanas y el edredón. Los cojines negros y cafés, la banqueta frontal con tapicería y patas de madera negras y la alfombra de tonos grises y blancos, contribuyen a reforzar el efecto.

Las mesas de noche de diseño sencillo y sobrio se componen de una estructura metálica negra que remata en un vidrio del mismo color, buscando tener una presencia sutil y delicada.

Las formas y los colores de los objetos decorativos y las lámparas de muro y cielo se alinean con el concepto general de la composición. Es interesante notar cómo el color negro es el que marca sus siluetas y los previene de pasar totalmente desapercibidos sobre el fondo blanco de los muros.

Por último los componentes arquitectónicos como las molduras sobre las paredes y el piso en madera lavada, son los que crean la base para cohesionar el conjunto.

Este es un buen ejemplo para comprobar que este estilo se adapta muy bien a edificaciones antiguas, permitiéndoles conservar su esencia y actualizarlas a los tiempos actuales.

Fuente Bjurfors por medio de Cocolapine Design

Baño en Bélgica:

Este baño que se encuentra dentro de una antigua residencia de trabajadores que fue remodelada para albergar el hogar de una familia, nos muestra un estilo contemporáneo y juvenil.

La paleta de colores se sale de lo convencional usando un tono azul grisáceo. Su aplicación a medio muro y en el piso le dan un aire divertido y diferente.

La madera se presenta en las vigas de la cubierta y en parte del mueble del lavamanos. De resto, los demás objetos y componentes se mantienen en blanco y negro.

La acertada ubicación del muro para el lavamos enfrentando la ventana, hace que la luz se magnifique a través del espejo con lo que se consigue una percepción de especialidad aún mayor.

Este diseño nos comprueba que este estilo es muy flexible y se adapta muy bien a las diferentes edades de los ocupantes que harán uso del espacio. En este caso, una familia joven que decidió apostarle a la renovación de un inmueble antiguo.

Diseño Komaan Architecten, Imagen Don Evenbeeld

Cocina en Hempstead, Inglaterra:

Esta cocina de inspiración escandinava, se encuentra exhibida en el showroom de Cabinetry Artistry. Su gran atractivo es el detalle, esmero y dedicación con el que las fabrican.

El cliente puede personalizar absolutamente todos los componentes. Esta en particular, está fabricada en madera de roble y es una combinación de mueble isla con ensambles especiales y estanterías abiertas.

Su encanto se encuentra en la tranquilidad que emana, gracias al uso de la madera en cielo raso, piso y muebles. Para destacar estos dos últimos entre sí, la isla y el mueble del fondo se posan sobre bases de color negro. Con esto, pareciera como si flotaran en el espacio.

Los objetos decorativos son lo bastante discretos para no capturar la atención en primera instancia. Las lámparas por el contrario, tienen un papel protagonista, marcando un ritmo y armonía visual que conecta el cielo con la isla.

Este ejemplo nos confirma que este estilo ya no pertenece solo a los países nórdicos y ahora es de carácter global. En él se mantienen los conceptos originales, en donde se busca la máxima luminosidad y el acercamiento a la naturaleza, mediante el uso de madera que conserva en su mayoría el aspecto original.

Diseño y fotografías por Cabinetry Artistry

Sala de estar en Estocolmo, Suecia:

En este espacio podemos apreciar la aplicación del estilo escandinavo de manera moderna y sofisticada. Se trata de un apartamento remodelado por el diseñador para ser su propia residencia.

Por este motivo no es de extrañar que gran parte del mobiliario esté compuesto por hitos del diseño y sean piezas de colección. La paleta de colores se mantiene fiel al estilo con colores blancos, grises y neutros como la madera.

Las texturas juegan un papel importante, demarcando zonas de permanencia y atrayendo la mirada hacia los puntos más acogedores del lugar. De esta manera, la alfombra crea la base sobre la que se ubica el mobiliario, la manta en el sofá invita al descanso y el escritorio a la izquierda formaliza el área de trabajo.

Las paredes se pintaron con un color gris suave y conservan los detalles de las molduras originales. El cielo se mantiene en un blanco impoluto y se resalta gracias al tono de los muros. El piso por su parte se compone de listones de madera clara dispuestos en espiga creando un patrón delicado y sutil.

Los objetos decorativos como el plato sobre el escritorio, los libros sobre la mesa de centro, el bonsai sobre el buffete a la derecha, la lámpara y el cuadro sobre el muro del fondo, están perfectamente alineados con el concepto del diseño y se ubican de tal manera que nunca compiten por la atención y contribuyen aportando calidez.

Este ejemplo de corte purista y con componentes históricos del diseño, nos enseña cómo lograr una atmósfera cálida, limpia y acogedora sin sacrificar el confort, la historia y tradición.

Diseño Frederik Karlsen, Imagen Birgitta Wolfgang para Bo-bedre

Comedor en Melbourne, Australia:

Este espacio se encuentra dentro de la residencia de una familia joven en crecimiento en Australia, quienes comisionaron a los arquitectos para remodelarla y ampliarla.

La iluminación, fluidez espacial y la conexión entre espacios fue el punto de partida para este proyecto. El comedor se beneficia del baño de luz que ingresa por los amplios ventanales y se complementa con la visual hacia el patio.

Los materiales fueron seleccionados no sólo por su belleza estética sino por su fácil mantenimiento y durabilidad, teniendo en cuenta el ajetreo diario con varios niños pequeños. El resultado es una atmósfera pulcra y tranquila que no sacrifica la calidez.

El comedor y sus sillas están fabricados en madera de roble. Sus formas esbeltas con cantos redondeados dotan al espacio con el componente orgánico perfecto para balancear la composición.

Las pared del fondo se recubre con un mármol de vetas grises y base blanca y se le sobrepone un mueble suspendido en color blanco. El juego de volúmenes y colores es sutil y delicado y sirve además para destacar la belleza del comedor.

La arquitectura se mantiene enteramente fiel al estilo, clara, aireada y pura con muros y cielos blancos y piso en madera clara. Los objetos decorativos fueron delicadamente seccionados para ser un acento y no un punto focal y guardan concordancia en materiales, formas y colores con el resto del diseño.

Este es un muy buen ejemplo que nos comprueba que este estilo no sólo funciona en el norte del continente europeo y que además puede acoger a una familia joven con integrantes de varias edades.

Diseño Matyas Architects, Imagen Derek Sealwell

Estudio en Copenhague, Dinamarca:

Este espacio se encuentra dentro de una casa tradicional de cuatro pisos, construida en 1880 en una privilegiada zona de Copenhague. La remodelación buscó resaltar los atributos de la arquitectura rescatando hasta dónde fue posible los elementos originales.

Las vigas de madera se dejaron a la vista, para apreciar no sólo la estructura de la cubierta sino la belleza del material. Los muros y cielos se mantienen lisos y limpios y en color blanco puro. Gracias a esto, la luz que ingresa por las ventanas y la lucarna se potencia.

La biblioteca que está fabricada en roble ahumado, genera un lindo contraste con el blanco de los muros y la madera clara del piso. El escritorio de diseño delicado, mantiene un tono caramelo que juega muy bien dentro del conjunto. La disposición de los objetos decorativos no compite con el mobiliario y permite apreciarlo en todo momento.

El acogedor ambiente de tranquilidad es el idóneo para las tareas que allí se llevarán a cabo. Esta oficina en casa es perfecta para estas épocas de pandemia, pues es acogedora, cálida y cómoda gracias a su diseño y estilo.

Diseño Pernille Lind Studio, Imagen Joachim Wichmann

Todos los ejemplos que hoy analizamos, son dignos representantes del estilo escandinavo. La amplitud, la fluidez, la limpieza visual, el orden, el ingreso de luz natural, los colores y materiales se muestran en cada uno de ellos.

Este estilo busca siempre que la funcionalidad y el amoblamiento de los espacios, se haga bajo un raciocinio que optimice los recursos. Su diferencia con el minimalismo radica en el enfoque que se le da al uso de los materiales, que deben ser un reflejo de la naturaleza y estar fuertemente conectados con ésta.

La paleta de colores también es un factor diferenciador, pues cómo pudiste apreciar en las fotografías, no hay sobresaltos ni contrastes fuertes y las combinaciones neutras son determinantes.

Su flexibilidad para adaptarse a diferentes lugares, espacios, edificaciones y usuarios hace que sea un estilo con el cual muchos se sienten identificados. Gracias a esto, su auge se ha mantenido durante décadas y lo seguirá haciendo un buen tiempo más.

Esperamos que esta información te sea de utilidad y que ahora ya tengas más claridad sobre este estilo, sus historias ventajas y características y te animes a hacerlo parte de tus espacios. Nos vemos el próximo martes.

Con cariño,

El Equipo Sentido Interior Arquitectos

Cómo decorar un espacio: estilo minimalista

Consejos de nuestros Arquitectos

Hola a todos. Para continuar con el especial de este mes, el tema de hoy es el estilo Minimalista. Sobre éste se habla con frecuencia y existen muchas personas que se declaran fieles adeptos. Sin importar si eres un experto o tienes pocos conocimientos sobre él, quédate con nosotros para revisar los proyectos de referencia que analizaremos, para que al final lo tengas todo más claro y puedas decidir si se adapta a tu estilo de vida, es el opuesto o por el contrario puedes tomar algunos preceptos y hacer un equilibrio.

El minimalismo no sólo es un estilo de diseño, sino que se ha convertido en un estilo de vida. En la arquitectura tomó fuerza en los Estados Unidos entre la década de los sesentas y setentas, posterior a la segunda guerra mundial y se considera que el gran precursor de este movimiento fue el arquitecto alemán nacionalizado estadounidense Mies van der Rohe, quien inmortalizó la famosa frase “menos es más”.

A este estilo también se le atribuyen conceptos provenientes de la cultura japonesa y la filosofía zen, las cuales se centran en usar y poseer con mesura y responsabilidad lo necesario ya sea para vivir como para la adecuación de nuestros ambientes.

Las características del espacio como sus dimensiones, volúmenes y componentes toman un protagonismo importante y deben ser cuidadosamente estudiados para que en conjunto generen y transmitan una sensación de armonía, pureza y tranquilidad.

La iluminación es otro de los factores clave a tener en cuenta. Su presencia es de vital importancia para resaltar las virtudes del espacio y para embellecer con su sutileza la atmósfera al interior de los ellos.

Para los materiales, su geometría y colores deben seleccionarse con cautela para cuidar esa sensación limpieza y amplitud y mantener ese flujo suave constante con el espacio, la iluminación y la atmósfera creada por éstos.

Veamos entonces los ejemplos que preparamos para hoy:

Habitación en Sydney, Australia:

Esta habitación mantiene una paleta neutra con dos tonos únicos que buscan resaltar la pureza de las formas y los materiales. El blanco en muros, cielos y ropa de cama amplían el espacio y el café de la madera, las fibras naturales en las puertas del armario y la arcilla del piso aportan calidez.

La imagen de limpieza es innegable y se logra también gracias a la luz tamizada que ingresa por la ventana. La geometría del mobiliario se mantiene bajo la misma línea y su manufactura si bien es artesanal, se destaca por el excelente acabado.

La decoración se mantiene mínima con la presencia única de la lámpara de muro y del cuadro en la pared, ambos en perfecta concordancia con el mobiliario.

Este ejemplo nos demuestra que sí es posible tener un espacio minimalista dentro de un apartamento de dimensiones y diseño estándar. En este caso las texturas de los materiales son fundamentales para lograr un buen resultado.

Diseño Olivia Bossy, Imagen Tom Ross

Baño en Tokio, Japón:

En este espacio el color blanco es el único seleccionado. Con esta decisión se busca mantener una serenidad visual y destacar por completo el paisaje de fondo, el cual no sólo remata la visual sino que se adentra en el espacio por medio del espejo.

La gama de los colores verdes y cafés de la naturaleza aportan el toque de calidez y logran equilibrar la composición con respecto a la firmeza de la geometría de la composición. El juego de luces y sombras magnifica las dimensiones del espacio al tiempo que se encarga de diferenciar los volúmenes entre sí.

El mesón y el nivel del piso se mantienen iguales tanto en la zona seca como en la humedad prolongando la profundidad del recinto. La selección de los aparatos sanitarios se mantuvo alineada con la sobriedad del diseño y no se hace uso de objetos decorativos que entorpezcan el concepto.

Este es un ejemplo que nos demuestra cómo la arquitectura y el diseño interior van de la mano desde el inicio para lograr un buen resultado. También nos permite evaluar el nivel de un minimalismo más profundo, en donde no hay cabida para excesos y todos los componentes son los mínimos necesarios.

Diseño Shinichi Ogawa & Associates. Fuente los mismos autores

Cocina en Londres, Inglaterra:

Esta cocina se encuentra dentro de un edificio antiguo en Londres que se reformó por completo para actualizar todos sus pisos. El diseño respeta y rescata elementos originales de la arquitectura clásica con la que se construyó el inmueble originalmente.

Las molduras en cielos y muros enmarcan cada plano y nos comunican parte de la historia del espacio. El piso en un parqué de madera con su trama geométrica aporta calidez y es la base sobre la cual se destaca el mobiliario.

La isla central cubierta en un mármol italiano de base color blanco y vetas grises posee una elegante sencillez. Los muebles en madera y blanco mantienen una geometría limpia que dialoga perfectamente con los demás elementos.

Los muros pintados en un gris suave contribuyen como elemento conector entre el blanco y la madera en el piso y el cielo. Para la iluminación se optó por luminarias cilíndricas sobrepuestas y en el mismo color blanco.

Los elementos decorativos en las repisas se mantienen en una gama neutra y ubicados de tal forma que no distraigan la vista, cediendo la atención focal al cuadro del fondo. Por último la iluminación natural que ingresa por las ventanas de piso a techo, agranda el espacio y refuerza la sensación de pureza del lugar

Este ejemplo nos muestra cómo el minimalismo puede funcionar para aquellas edificaciones que datan de muchos años, ya que permite destacar sus elementos más protagonistas sin comprometer sus preceptos de limpieza, pureza y espacialidad.

Diseño Banda Design Studio. Fuente los mismos autores

Sala de estar en Los Ángeles, California:

En esta área de proporciones generosas se evidencia el fuerte énfasis en lograr un espacio que atraiga a la reunión. La arquitectura de formas radicalmente puras, se mantiene blanca y lisa con un juego de volúmenes y dilataciones que funcionan para enmarcar y destacar la chimenea.

La iluminación indirecta en la parte superior de este volumen central, suaviza el encuentro entre el muro vertical y el cielo horizontal, mientras que luz que ingresa por las ventanas lo resalta.

Para el mobiliario, se diseñaron y fabricaron a medida el sofá azul y la mesa de centro. Para la sillas se utilizó un cuero color chocolate y para los sofás una tela en cashmere y lino. La alfombra en color crudo genera un límite visual para los muebles. Los objetos decorativos fueron cuidadosamente seleccionados para que armonicen con el conjunto.

Este ejemplo nos muestra un hogar moderno, con una arquitectura e interiorismo concebidos desde el inicio bajo un mismo esquema, que busca mantener la limpieza visual y espacial sin perder nunca la capacidad de invitar al usuario a vivirla.

Diseño Jhon Pawson, Imagen Tom Eberle para AD

Comedor en Shima, Japón:

Este comedor se encuentra en el hotel Amanemu, el cual está inspirado en las granjas japonesas tradicionales de techos inclinados. Al interior, se pueden encontrar elementos característicos tradicionales de esta misma cultura como el bambú o el papel washi.

A primera vista, el espacio nos transmite una agradable serenidad, austeridad y equilibrio. A pesar de la altura y el volumen creado por la inclinación de los cielos, se percibe proporcionado y con la escala humana ideal.

La disposición y tratamiento de los materiales permiten apreciar su estado más natural a la vez que le confieren al espacio una atmósfera afable. La mesa de comedor y la de apoyo en la parte de atrás, exhiben un diseño básico y sencillo. Las sillas de diseño mariposa están fabricadas con madera y tela de ratán, que también se usa para la alfombra. Estos dos elementos son el toque distintivo dentro de la composición, que con su patrón y tono claro generan un delicado contraste con respecto al tono café de los demás componentes.

Los elementos decorativos se mantienen en su mínima expresión. La lámpara descolgada de caperuza tejida en fibras naturales y con un patrón que permite ver a través suyo, parece flotar en el espacio.

Este comedor es un ejemplo de lugar minimalista con fuertes rasgos culturales. Nos enseña cómo este estilo puede ir de la mano con las características autóctonas de una región.

Imagen Gentl and Hyers para Condé Nast Traveler

Estudio en Melbourne, Australia:

Este lugar transmite una sensación de orden y calidez que producen un deseo de sentarse de inmediato a trabajar o estudiar. Las paleta de colores neutra con acentos negros complementan esa atmósfera formal para la actividad.

Sin muchas pretensiones, el diseño se mantiene sencillo pero con un fuerte énfasis en los materiales y su manufactura. El buen trabajo de la madera es fácilmente evidenciable, así como también el tejido de la banca y la textura del fieltro negro del muro.

Los objetos decorativos conservan los mismos tonos ya descritos, para complementar el conjunto sin resaltar. La lámpara se mimetiza completamente con el fondo y la fotografía aporta un ligero toque de color.

Este espacio nos enseña cómo el minimalismo se puede aplicar sin problemas en un lugar pequeño, sin sacrificar su lectura o sus fundamentos. Así mismo demuestra cómo los materiales naturales tienen un gran potencial que si se sabe aprovechar, logra generar toda una experiencia en el usuario.

Diseño Tom Robertson Architects, Imagen Est Living

Como vimos en estos seis ejemplos, el minimalismo puede tener varios matices y aplicaciones que van desde lo más puro hasta un punto de equilibrio en el que se dialoga con una edificación existente y con años de historia.

Sin importar el lugar del mundo ni el tamaño del espacio, éste se puede intervenir con este estilo. La selección de los materiales y su terminación tienen una fuerte injerencia en el resultado final. Por ello, ésta debe hacerse hábilmente para que su presencia no vaya en detrimento el diseño.

Esperamos que esta información te sea de utilidad y en caso de que te decidas por este estilo te sirva de inspiración. Nos vemos el próximo martes.

Con cariño,

El Equipo Sentido Interior Arquitectos

Cómo decorar un espacio: estilo rústico

Consejos de nuestros Arquitectos

Hola a todos. Bienvenidos a este mes de agosto en el que tendremos un especial de estilos de diseño. Cada semana analizaremos uno en especial y te daremos las claves, pautas y guías para que lo puedas trasladar a tus espacios.

Esta semana hablaremos del estilo rústico, ese que encanta y atrae a muchos pero que no todos saben cómo implementarlo. Este tiene como particularidad el uso de materiales con un acabado lo más cercano posible a su estado original o con un mínimo de intervenciones, que permitan siempre destacar su naturaleza.

Gracias a este tratamiento, logran transmitir una sensación de calidez, cercanía y amabilidad. La gran mayoría de las personas reportan una sensación de confort y bienestar cuando los habitan. Es por ello que este estilo es muy recomendable para grupos familiares de varios miembros, pues permite balancear diversas preferencias estéticas y gustos, logrando grandes resultados que satisfacen a todos.

Otra de sus grandes ventajas es que acepta de muy buena manera, aquellos muebles y objetos antiguos, heredados o encontrados, dándoles una oportunidad para lucir las huellas que el paso del tiempo ha dejado en ellos y contar una historia con su presencia.

Sin importar si la construcción es nueva o antigua, este estilo se puede implementar. Lo importante, como siempre, es entender el espacio para sacar su mejor provecho por medio de los distintos materiales, muebles y objetos que dispongamos para él.

A continuación te presentamos seis diferentes ejemplos de espacios con estilo rústico, para que puedas apreciar las características que describimos anteriormente, su flexibilidad para usarlo y la facilidad para lograr un buen resultado.

Habitación en Portugal:

Este espacio nos muestra una linda exposición de diferentes materiales naturales, que fueron trabajados en diferentes técnicas y niveles de intervención. A primera vista, el espacio agrada e invita a contemplarlo y visitarlo.

Los tonos neutros refuerzan la sensación de confort y calidez al tiempo que permiten exhibir las texturas de cada elemento. El muro blanco del fondo, presenta una terminación sencilla que hace las veces de fondo para destacar los platos decorativos tejidos a mano, la lámpara colgante y el apoyacabezas fabricado en paño gris y cuero café.

El piso en madera maciza, se recubre con una alfombra de fibras naturales que demarca el área para la silla y la mesa, ambas en bambú. El techo con su madera color chocolate, fue trabajado por artesanos locales al igual que las puertas de los armarios en las que se usó fibra de arroz. La cama y las mesas de noche también son en madera con acabado natural; la primera en forma rolliza y la segunda en tablón.

Este ejemplo es perfecto para evidenciar cómo varios materiales de origen diverso, pueden dialogar y crear un conjunto armonioso, en donde las cualidades más características de cada uno se lucen por completo de una manera delicada y sin competir por la atención.

Diseño Miguel Câncio Martins, Imagen Manolo Yllera para AD España

Baño en Mallorca, España:

Este baño busca suscitar una experiencia en quien lo use. La primera impresión es la visual, en la que gracias a la armoniosa mezcla de materiales nobles, francos y modernos como la madera, el concreto y la cerámica azul con patrón geométrico, se capta la atención instantáneamente.

Posteriormente se procede a cautivar el sentido del tacto por medio de las piedras que conforman el piso. Su dimensiones y formas irregulares generan un patrón sutil capaz de proporcionar un suave masaje en los pies. El mesón en concreto pulido, se mantiene a una temperatura fresca, agradable al tacto.

La madera equilibra muy bien la composición de materiales. La proporción en la que se usa es la justa para dar un toque de calidez tanto por su color, como por su aspecto natural y artesanal en el caso del toallero vertical.

Los muros por su parte, se mantienen en un tono blanco mate. El juego de profundidades que se crea con ellos enriquece el espacio al producir juegos de sombras y espacios de almacenaje.

Este ejemplo nos demuestra cómo un espacio rústico saca el mayor provecho de las propiedades de los materiales, para generar toda una experiencia sensorial en los usuarios.

Diseño Bloomint Design, Imagen Meritxell Arjalaguer para Elle Decor

Cocina Hacienda Tamchén en Mérida, México:

Esta cocina se encuentra dentro de una Hacienda restaurada del siglo XVII. Cómo puedes ver en la imagen, la arquitectura juega un papel protagonista y su historia busca contarse y resaltarse por medio del diseño.

De esta manera las paredes son un lienzo que lleva escrito el paso del tiempo. Cuentan de qué están hechas por medio de las múltiples capas que las recubren. Manchas, desgastes e imperfecciones se mantienen, respetando así el resultado de la interacción de la construcción con el medio ambiente y con los moradores.

Para actualizarla a su nuevo uso, se incorporan nuevos materiales con sumo cuidado para no alterar esa atmósfera idílica que caracteriza a la Hacienda. El concreto pulido del piso con un ligero brillo, sienta las bases para recibir el mobiliario y contrasta ligeramente con el mate de los muros.

Los muebles están fabricados en mampostería con una terminación en pintura pulida que destaca los volúmenes del resto del espacio. La presencia de la madera permite destacar la isla de los demás muebles y su aspecto artesanal le aporta calidez al espacio.

La luz tamizada que ingresa en la medida precisa a través de la puerta, la ventana y la lucarna, enfatiza las texturas y matices de los materiales que se compaginan como un todo muy armónico.

Este ejemplo nos demuestra cómo una construcción imponente y antigua, puede mantenerse vigente y seguir contando su historia al tiempo que se actualiza para cumplir con las demandas de la época actual.

Diseño Muñoz Arquitectos, Imagen Hacienda Tamchén

Comedor en la Hacienda The Range en New South Wales, Australia:

Este hogar para una familia de seis, fue concebido, diseñado y construido teniendo como premisa, la aplicación de conceptos y principios ecológicos y contemplando el reciclaje como punto de partida.

Las baldosas de arcilla de color terracota que conforman el piso, cuentan con más de trescientos años de antigüedad. Parte de la madera de la carpintería proviene de la demolición de la casa preexistente en el lugar y otros elementos como las alfombras son de origen local y de fabricación manual.

La paleta de colores enfocada hacia los tonos tierra, parte de la base generada por el piso y busca respetar los tonos naturales de los diferentes materiales y mimetizarse con el lugar, haciendo que la transición entre el exterior y el interior se dé de manera fluida y espontánea.

En cuanto a la mesa del comedor, ésta se compone de una pieza de madera, que aún conserva los bordes del tronco original y que se apoya sobre una sencilla estructura metálica. Las sillas son el modelo Jeanneret, cuyo diseño fue rescatado por Tigmi Trading quien lo fabrica en India, bajo un esquema ético que busca no sólo respetar la inspiración original, sino además apoyar a los artesanos locales y cuidar el medio ambiente mediante la provisión controlada y sustentable de la madera que usan como materia prima.

Este espacio tranquilo y agradable posee un diseño que hace una oda a los principios de sus moradores para los que el cuidado del planeta es prioritario en cada acción que emprenden. Es un ejemplo perfecto sobre cómo el buen diseño es capaz de transformar no sólo los espacios, sino también las vidas de aquellos a los que se cruza en su camino y la importancia de tener siempre presente su afectación para lograr, no sólo resultados estética y económicamente adecuados sino, ética y medioambientalmente correctos.

Imagen Tigmi Trading

Sala de estar en Barcelona, España:

Esta antigua casa de 1830, fue restaurada por la diseñadora para convertirse en su propia vivienda. Cómo se aprecia en la foto, se buscó preservar al máximo la personalidad de la edificación mediante la conservación de la mayor cantidad de elementos originales posibles. Ejemplo de ellos son las vigas de la cubierta, a las que se les dio un tono blanco para generar una mayor sensación de altura y potenciar la iluminación.

La carpintería de las puertas de color miel, también es original de la casa. Con base en este color se eligieron los demás del conjunto. El mobiliario compuesto por la mesa de madera, las sillas en bambú, los sofás en telas crudas y la alfombra en yute crean un ambiente acogedor.

El piso en baldosas de arcilla fue fabricado de manera artesanal y se buscó pensando en que que fuera lo más parecido al suelo original. Su tono rojizo crea instantáneamente una base cálida sobre la cual se destacan los muros blancos y el mobiliario.

Un ambiente rústico no es sinónimo de antigüedad. Fíjate en cómo la chimenea y la lámpara en el muro, ambas de aspecto moderno, combinan muy bien con el resto de elementos y con la arquitectura. Lo importante es seleccionar referencias que respeten el ambiente y que trabajen de la mano sin llamar la atención de manera desmedida.

Este ejemplo nos demuestra cómo se puede restaurar un inmueble, respetando su esencia y arquitectura y cumpliendo con todos los requerimientos del mundo moderno.

Diseño Marta Tobella, Imagen Elmueble.com

Zona de trabajo en España:

Este es otro ejemplo de una vivienda restaurada, en la que se buscó actualizarla respetando también el carácter rústico de la casa.

El muro en piedra es el gran protagonista, captando la atención a primera vista. Sobre él, se disponen dos estantes en madera con acabado natural, para recibir los libros que no ocupan más de un tercio del área para no cubrirlo demasiado.

La superficie del escritorio está construida en la misma madera que los estantes pero con un espesor un poco mayor y flota visualmente para no competir por la atención. Las sillas en color miel buscan mimetizarse con el entorno mientras que la poltrona se destaca como un volumen fuerte gracias a su forma y al patrón a cuadros de la tela que la cubre. La mesa auxiliar anexa con su tono blanco se funde con la poltrona y de no ser por las flores sobre ella, casi podría pasar desapercibida.

El toque de color lo dan la alfombra tejida a mano, las letras decorativas, la lámpara y los demás objetos sobre las estanterías, aportando también un tanto de alegría que le viene muy bien al espacio.

Este ejemplo nos demuestra que el estilo rústico también acepta de muy buena manera mobiliario y objetos de otros estilos y colores fuertes y vibrantes.

Diseño Lola Rodriguez y Eugenia Mateos, Imagen Hearst para Mi Casa Revista

Como vimos en estos seis ejemplos, el estilo rústico es muy flexible y no se cierra a las mezclas, juegos y combinaciones, por lo que funciona muy bien en cualquier parte del mundo.

También es muy conveniente a la hora de restaurar estructuras antiguas, ya que permite lucir las huellas del paso del tiempo, los materiales locales y adaptarse a la época actual.

Esperamos que esta información te sirva de inspiración y te anime a explorar este estilo. Nos vemos el próximo martes.

Con cariño,

El Equipo Sentido Interior Arquitectos

Cómo pintar un espacio: equilibrio de colores

Consejos de nuestros Arquitectos

Hola a todos. Para terminar este mes de junio en donde hemos hablado sobre el color y su teoría, hoy nos enfocaremos en el equilibrio de los colores. Si aún no has leído el primer Post de este mes, te invitamos a que lo hagas para que tengas claro todas las características, propiedades y particularidades para que así puedas aprovechar mejor la información que viene a continuación.

Decimos que un espacio está equilibrado cuando presenta una combinación complementaria, complementaria indirecta o triada en proporciones iguales haciendo que el espacio se perciba de manera balanceada, lo que imposibilita catalogarlo como frío o cálido.

Por estas mismas razones, estos espacios presentan un contraste notorio y según sea su diseño, pueden llegar también a presentar puntos o áreas de tensión que buscan resaltar algún elemento del mobiliario o la arquitectura.

A pesar de que no son espacios convencionales, son bastante entretenidos gracias al efecto que produce la combinación de los colores opuestos. Si a eso le sumamos un buen diseño que busque resaltar los mejores atributos del espacio y un acompañamiento del mobiliario adecuado, el resultado estará destinado al éxito.

A continuación te presentamos seis ejemplos con colores equilibrados, que presentan diferentes alternativas para su aplicación de acuerdo al espacio, su uso y sus habitantes.

Habitación juvenil:

Este espacio de arquitectura sencilla con cielo inclinado, enfoca todos sus esfuerzos en el uso y la aplicación del color. La combinación es complementaria directa entre un azul profundo y un rojo naranja.

Si bien la proporción entre ambos colores no es la misma, gracias a la ubicación del rojo para la zona de estudio y su efecto vibrante hacen que el resultado se lea equilibrado.

El mobiliario mantiene una línea moderna y limpia muy acorde con la arquitectura y que funciona muy bien para la combinación. Las paredes en general se mantienen muy pulcras y sólo se complementan con unos gráficos de colores neutros y unos cubos del mismo tono que el escritorio.

Este espacio nos demuestra que el color puede ser un gran aliado para darle vida a un espacio de un adolescente y que no hay que temerle a pintar los muebles en un color fuerte como el rojo.

Fuente nidi.it

Área de trabajo o estudio por Margrethe Odgaard y la firma Danesa MONTANA:

Este espacio nos presenta una combinación en tríada con complementos en colores neutros. La aplicación de los colores se enfoca en resaltar el mobiliario y en hacer que la arquitectura tome un papel menos protagonista.

El muro amarillo de fondo no sólo atrae la atención sino que es además, la base sobre la cual se destacan los colores cafés, lila y verde oscuro del mobiliario modular de la marca Montana, que se caracteriza por renovar su paleta de colores cada ocho años.

El escritorio azul equilibra la fuerza del amarillo y se destaca sobre el tono pálido de la madera del piso. A pesar de que tanto éste como el ladrillo del muro a la derecha mantienen un tono neutro, enriquecen el espacio por medio de las texturas de sus entramados, el primero en espina de pescado y el otro en petaca.

Fíjate en cómo la cajonera del escritorio y la silla, presentan los mismos colores blanco, negro y café de la arquitectura, lo que los hace también elementos complementarios y no protagonistas.

Este proyecto permite visualizar cómo incorporar el color de una manera más sutil, lo que lo hace un ejemplo perfecto para aquellas personas que aún no se sienten seguras de hacer un cambio.

Fuente Architonic

Comedor Hacienda Petac en México:

Este espacio es una combinación tríada entre el naranja, verde y morado, con acentos en rojo y complementos en tonos neutros en el cielo.

Tanto la arquitectura como el mobiliario son típicos de la cultura mexicana que se han caracterizado siempre por su alegría y el uso intenso y sin miedo del color. Para ellos éste representa no sólo su vida y su historia sino también gran parte de su identidad.

Los muros en naranja encendido amplifican la luz y elevan la percepción de altura del recinto. El verde del piso y del zócalo, refrescan el ambiente y escalan la envolvente para generar confort en los usuarios. Fíjate en cómo a pesar de que las vigas rollizas en madera se destacan sobre el fondo blanco del cielo raso, no desbalancean para nada la composición.

El forro de los asientos en morado y el camino de la mesa en rojo, generan pequeños puntos de tensión para destacar sutilmente el mobiliario.

Este es un gran ejemplo de cómo el uso del color proviene de una cultura con siglos de historia y como a pesar del paso de los años se mantiene vigente.

Fuente Tim Street-Porter y Annie Kelly por medio de AD

Baño en Ucrania por Alexander Ivasiv and Yuliya Tkachenko:

Este espacio nos presenta una combinación complementaria entre el naranja y el azul celeste en tonos pastel y con el apoyo del color blanco.

El azul se usa en una proporción mayor que los demás, mientras que el naranja se usa para destacar ciertos objetos como la puerta de Ingreso, el espejo pequeño y el entrepaño inferior. El blanco por su parte demarca la zona del lavamanos y a su vez transmite una sensación de limpieza, tan necesaria en un espacio como este.

Tanto el diseño del mobiliario, como el lavamanos, la lámpara y los espejos, todos siguen una misma directriz de un diseño sobrio y limpio que se potencializa por medio de la aplicación del color.

Este es un buen ejemplo del uso del color de una manera sencilla, que al ser aplicado en la ubicación y proporciones correctas, dan como resultado un espacio jovial, fresco y llamativo.

Fuente frameweb.com

Cocina:

Este espacio nos presenta también una combinación complementaria entre el verde y el rosado, con apoyo del color blanco.

La arquitectura posee aires clásicos con molduras perimetrales en las esquinas del cielo raso, grandes ventanales que rematan en arco y una altura generosa.

El color en este caso, demarca claramente el espacio destinado a la cocina por medio del verde en muros, cielos y pisos. A pesar de que la manera en la que se aplica la pintura es bastante arriesgada al realizar un corte entre dos tonos sobre un mismo plano, al final se logra un gran resultado.

El diseño de los gabinetes es completamente minimalista, haciendo que el color rosado sea el protagonista. Este concepto se refuerza aún más con el uso del granito terrazo color verde como salpicadero y como recubrimiento de la isla central. Esta última además, sirve de fondo para destacar la mesa con su base en tono rosa y formada por cilindros apilados uno al lado del otro.

Los demás objetos decorativos como las sillas, plantas y lámparas, se presentan en color blanco para no competir visualmente por la atención. Sin embargo, eso no quiere decir que pasen desapercibidos, por el contrario, es gracias a sus formas delicadas y femeninas que se logra el balance perfecto en este diseño.

Este es un gran ejemplo que nos expone cómo lograr un equilibrio en el diseño, no solo por medio de la aplicación del color, sino de la geometría y formas del mobiliario y los demás objetos decorativos.

Fuente Casa Vogue

Sala en Bielorusia por Anna Timo,Yulia Baryliuk, Andrus Bezdar:

Este es otro espacio que nos presenta una combinación complementaria entre el naranja y el azul, ambos con tonos puros y pasteles.

La aplicación del color se hace de una manera novedosa y poco habitual con cambios y cortes de color sobre un mismo plano, cómo en el caso del piso, e interviniendo y uniendo dos materiales como en el muro del fondo en la cocina.

El equilibrio también se logra por medio de los acentos y los enfoques. De esta manera el rojo del piso enmarca los muebles de la sala pero se presenta de manera muy sutil en la cocina. El azul de la cortina que se lleva gran parte del protagonismo dentro del espacio, se presenta después en mejor proporción en el piso y en las sillas del fondo. El gris que se observa en el centro del muro de la izquierda y el fondo, es el color que logra el balance real en la composición y amarra todo el conjunto.

Las formas del mobiliario, sinuosas y poco convencionales, suavizan la valentía en la aplicación de estos colores fuertes y dominantes.

Con este ejemplo, podemos evidenciar cómo el atreverse a salir de lo convencional puede llegar tan lejos y lograr un resultado que llama la atención de manera agradable.

Fuente Behance

Los espacios que te presentamos hoy, están llenos de energía y emoción. Sus creadores se esforzaron por lograr un resultado fuera de lo común, usando colores, materiales, formas y aplicaciones que se salen de lo convencional. Son lugares que atraen la atención y retan los sentidos, poniéndonos en la tarea de analizar su afectación sobre nuestra percepción.

Aunque sabemos que no son el ideal para todos, esperamos que te hayan puesto a pensar sobre cómo puedes sacarle mayor provecho y partido a tu hogar.

Nos despedimos muy felices de este mes de Julio que estuvo cargado de color, que nos invitó a la reflexión y nos motivó a presentarte las mejores alternativas para que te inspires e incorpores el color dentro de tus espacios. Esperamos que esta información te sea de utilidad y te acompañe si te decides a emprender la tarea. Nos vemos el próximo martes.

Con cariño,

El Equipo Sentido Interior Arquitectos

Cómo pintar un espacio: colores neutros

Consejos de nuestros Arquitectos

Hola a todos. Para continuar con el tema del color y su teoría, hablaremos esta semana de los colores neutros. Como vimos en el primer Post de este mes, los colores neutros son aquellos formados por la presencia de algunos o todos los colores como lo son el café y el blanco, la ausencia de ellos como lo es el negro o la suma de estos últimos como lo es el gris. Si aún no lo has leído, te invitamos a que lo hagas para que tengas claro todas las características, propiedades y particularidades para que así puedas aprovechar mejor la información que viene a continuación.

Gracias a su origen, estos colores tienen la particularidad de generar un estado de quietud y tranquilidad sin presentar contrastes o puntos focales fuertes. Es por eso, que son muy bien recibidos por la mayoría de las personas, ya que no requieren mayor esfuerzo para combinarlos y es fácil lograr buenos resultados.

Su flexibilidad hace que también sea muy fácil terminar con un resultado plano y aburrido. Para evitarlo, es importante analizar muy bien el espacio en donde se planea aplicarlo para determinar aspectos como la cantidad de iluminación que se recibe, los tonos predominantes del piso y otros materiales que se usen en mayor proporción y el estilo y colores presentes en el mobiliario, entre otros y con base en ellos seleccionar los tonos correctos que armonicen y amarren el conjunto.

Cómo ya lo hemos mencionado en nuestras publicaciones de este mes, no es necesario que absolutamente todos los colores presentes en la composición sean neutros; puedes tener un acento o detalle de color. Fíjate muy bien en que sea sutil para evitar romper el equilibrio.

En el caso de los tonos cafés y grises, puedes encontrar gamas cálidas y frías, lo que quiere decir que tienen una mayor presencia de amarillo, rojo o azul. Ten en cuenta que esta información además de la mencionada en el párrafo anterior.

A continuación te presentamos seis ejemplos de espacios con tonos neutros. Con su análisis esperamos poderte dar ideas y aclarar dudas sobre cómo puedes implementar esta paleta de colores en tu vida.

Habitación en Suecia:

Este espacio presenta una gama de colores cafés y beiges. El gris se presenta a manera de detalle por medio de la colcha cama y el único detalle de color lo tiene la poltrona con su rosa pálido deslavado.

La ubicación de los cuadros con sus marcos dorados sobre el muro de fondo, generan un punto focal que balancea la ubicación de la cama sin respaldo, la mesa de noche y la poltrona.

Los tonos blancos también son cuidadosamente aplicados, logrando destacar los tonos cafés. Fíjate en cómo las almohadas y la franja inferior del muro hacen que el beige de la cama y el de éste no se sobrepongan y en cómo el tono del piso se equilibra con el blanco del cielo raso.

El diseño del mobiliario es muy sencillo, buscando resaltar los detalles de arquitectura interior del espacio como las molduras de muros y techos.

Este es un buen ejemplo que demuestra que con dos tonos bien aplicados en los muros y un mobiliario bien ubicado, se puede lograr un espacio acogedor y sereno.

Fuente alexanderwhite.se

Sala y comedor de Alessandro D’Orazio and Jannicke Kråkvik en Noruega:

Este espacio maneja un juego de colores grises fríos y tonos crudos como el de la madera de pino deslavado del piso y el blanco del cielo raso.

Para el mobiliario, podemos ver que se replican los mismos tonos. La tela del sofá replica el tono del piso y la mesa de comedor al fondo, la de los muros.

El toque diferenciador lo aportan los colores de la base de la mesa de centro y la lámpara del comedor en un naranja y la poltrona en verde. Ambos tonos en la gama de los pasteles lo que los hace ver muy etéreos con respecto a la franqueza del gris.

La iluminación es un factor importante dentro de esta composición. Nota como baña los espacios, logrando que aún con un tono oscuro, los espacios se vean Iluminados y agradables.

Este es un ejemplo exitoso que se arriesga con una paleta que si bien está dentro del rango de los colores neutros, es un tono fuerte y fuera de lo convencional.

Fuente Lars Petter Pettersen para Sightunseen.com

Baño de Eugenia Silva en su casa de Madrid:

Este espacio contempla una gama variada de beiges, blanco y un par de acentos sutiles de color.

Es interesante ver el que aunque la paleta de colores esté limitada, no por ello el resultado el resultado está condenado a ser aburrido. Para contrarrestarlo, le apuestan a una mezcla de texturas que enriquecen visualmente el ambiente y transfieren una agradable sensación.

El velo sobre las ventanas, tamiza delicadamente la luz, mientras que las cortinas posadas enmarcan la ventana. La madera del tocador aporta calidez, mientras que el mármol veteado se convierte en el acento de contraste con su tono gris y por último la banqueta rosa pálido aporta el toque de color.

Este es un lindo ejemplo de cómo puedes apoyarte en las texturas y los materiales para lograr un buen resultado manteniéndote dentro de una gama básica de tonos neutros.

Fuente Gonzalo Machado para AD

Cocina en Taiwan:

Este proyecto maneja un balance perfecto entre los grises fríos y los beiges cálidos, que además se refuerza intencionalmente con la dureza del concreto y la nobleza de la madera.

Este diseño de estilo industrial nos muestra los materiales en su estado más puro pero con una composición rica en ritmos, profundidades y planos que la hace muy agradable para contemplar.

El tema de la luz también es relevante en este espacio, pues no sólo es abundante sino que es indispensable para resaltar las texturas de cada material. Fíjate en los relieves en los muros y el piso, el estriado de los vidrios en la parte superior del mueble de fondo y en las sombras que se generan con las repisas de madera.

Este es un buen ejemplo de cómo se puede mantener un conjunto elemental de materiales y sacarles el mejor provecho seleccionando la paleta adecuada de color.

Diseño por Konstantin Entalcev. Fuente: el mismo autor

Estudio en Australia:

Este espacio de trabajo presenta tonos grises y cafés cálidos. Juega además con las texturas de la madera, el granito del fondo, lo opaco el muro y la tela del asiento. La curva de éste en conjunto con la del muro hacen de este lugar un espacio diferente, que invita a sentarse un rato y adelantar asuntos pendientes de estudio o trabajo.

Los elementos decorativos aportan su grado de ambientación y se mantienen siempre dentro de las mismas formas y colores establecidos por el mobiliario.

Este es un buen ejemplo que nos demuestra cómo a pesar de tener un espacio pequeño, un buen diseño que seleccione las formas, texturas y colores adecuados, pese tener un muy buen resultado.

Diseño por breeleech.com. Fuente: la misma autora

Sala principal Hogar McGee en Estados Unidos:

Esta sala presenta una combinación de tonos blancos, cafés y acentos de grises.

Gracias a la altura de los cielos, la amplitud de las ventanas que dejan pasar gran cantidad de luz y la proporción en la que se aplicó el color blanco, el espacio se percibe como amplio, fresco y sereno.

La calidez de la madera y la textura de las telas de los sofás, poltronas, puffs y las alfombras, crean un ambiente acogedor que invita a pasar un buen rato.

Las obras de arte y el resto de los objetos decorativos como las lámparas de pie, colgante y a muro, los objetos dentro de las vitrinas y el pedestal con el florero, respetan la paleta del mobiliario y la arquitectura.

Este ejemplo nos demuestra que el efecto de los tonos neutros, funciona muy bien también para los espacios amplios y de gran altura y como el juego de texturas del mobiliario aporta enormemente para crear un ambiente acogedor.

Fuente Studio McGee

Como vimos en los ejemplos de hoy, los tonos neutros no son para nada sinónimo de aburrimiento. Por el contrario, cuando son seleccionados y aplicados de la manera correcta y se hace un cuidadoso estudio de como incorporarlos a la arquitectura y el mobiliario, se pueden obtener como resultado espacios acogedores, ricos en texturas y matices que siempre inviten a que se disfruten y vivan.

Esperamos que esta información te sea de utilidad y te acompañe durante la selección de los nuevos colores para tus espacios. Nos vemos el próximo martes.

Con cariño,

El Equipo Sentido Interior Arquitectos

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora